Pasos para dirigir una tienda de consignación correctamente

tienda online

Si estás interesado en una tienda online que funcione mediante un modelo de consignación, estás en el lugar correcto. Una vez que tenemos claro cómo funciona este negocio, debemos saber cómo dirigirlo, ya que funciona totalmente distinto a cualquier negocio convencional. Por ello, os vamos a dar unas pautas que debéis tener en cuenta para dirigir correctamente vuestra tienda de consignación.

Planificación

Vamos a planificar cuántos productos tenemos que tener en consignación a la venta, cómo queremos hacer las cosas y qué productos queremos tener a la venta. La planificación de este negocio es la misma que la de cualquier otro, salvo la matización del acuerdo con el consignador, es lo único que cambia.

Establécete

Debemos establecernos y hacernos visibles en Internet, una tarea que no es para nada sencilla. Por ello, tendremos que estudiar mucho sobre estrategias de posicionamiento y sobre diseño web, si elegimos no contratar a ningún profesional que se dedique a ello.

Mi recomendación personal es que os dejéis de líos y contratéis los servicios de una agencia SEO/SEM y un diseñador/programador web que os configure la web decentemente para poder hacer las cosas bien.

Investiga el producto

Normalmente, los negocios de este tipo siempre giran en torno a un tipo de producto determinado, por lo que debes estudiar y analizar cómo funciona el producto, qué demanda tiene, qué facilidad de liquidez tiene; hacer un estudio de mercado en condiciones. Piensa que hay países o territorios que funcionan por otras reglas, algo que puede afectar a tu producto.

Planifica el negocio

Con todo lo anterior hecho (que no es poco), ahora nos toca ir a lo importante: tasas de consignación, planes financieros, trámites administrativos, etc., para un plazo concreto de actividad. Aquí encontraremos un obstáculo, ya que no suelen financiar modelos de negocio de este tipo, al menos los bancos o entidades de crédito. El motivo es que no es un modelo de negocio concurrente, por lo que da que desconfiar.

Busca la mercancía

Tendremos que investigar el producto que queremos y establecer las condiciones con el consignador en cuestión. Aquí es donde se va a complicar la cosa, siempre y cuando el consignador tenga la mercancía que nosotros buscamos y sea difícil de encontrar. Por lo demás, si es un producto genérico no habrán muchas trabas, ni dificultades de negociación.

Otros artículos que pueden ser de su interés:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *